You Are Here: Home » Noticias » Bombero viñamarino logra tercer lugar en competencia para promover donación de órganos, Corremos por la Vida

Bombero viñamarino logra tercer lugar en competencia para promover donación de órganos, Corremos por la Vida

Este domingo, en la comuna de Providencia, el bombero activo perteneciente al Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar, Nicolás Vega Gutiérrez, cumplió con el exigente desafío de subir el edificio más alto de Latinoamérica -la torre del Costanera Center- usando su equipo de trabajo estructural completo, en un tiempo de 15 minutos con 42 segundos, logrando así, el tercer lugar en la categoría de 18 a 29 años.

El viñamarino, cuyo hobby es la escalada en roca, comentó que fue la Compañía donde surgió la idea de participar, “supimos que el año pasado se hizo (Corremos por la Vida) y formamos un grupo grande al interior de la Compañía, nos motivamos con llegar a la meta y ayudar con otra institución. Una delegación se hizo cargo de las inscripciones y cosas por el estilo, y finalmente -de la Octava- fuimos 11 competidores, entre los 20 y 35 años”, detalló el Bombero.

Esta competencia se enmarca en el Programa de Prevención Cardiovascular que realiza el Cuerpo de Bomberos de Santiago hace algunos años, “Héroes de Corazón”. En este contexto, han desarrollado diversas iniciativas en el área de la alimentación saludable y la actividad física, siendo este, el segundo año consecutivo en que se lleva a cabo este particular desafío, en el que cerca de mil Bomberos de todo Chile y el mundo, subieron los 60 pisos del Costanera Center, con el único objetivo de fomentar la donación de órganos en nuestro país, entregando además, el valor de las inscripciones, a la Corporación del Trasplante.

Al ser consultado sobre la difícil prueba que realizaron y si está consciente de su gran exigencia, Nicolás responde seguro “son 1.800 escalones, pero según yo, es solo cabeza y entrenamiento. Tener la mentalidad de no parar, de que tienes 15 minutos para dar todo de ti y después puedes descansar. Obviamente hay que estar en condiciones físicas para hacerlo, pero si es que uno va concentrado en lograr la meta y hacer un buen tiempo, se puede”, afirmó Vega.

El reto deportivo, no solo es la demanda física de subir los 60 pisos, sino hacerlo con el uniforme completo de Bombero; desde el casco, pasando por la indumentaria, las botas y el Equipo de Respiración Autónomo, sin esclavina, ni guantes; lo que tiene un peso aproximado de 20 kilogramos. Para ello, fue completamente necesario un buen entrenamiento.

Hicimos cada uno, entrenamientos individuales de acuerdo a la capacidad física, pero además teníamos que entrenar con el equipo, porque que eso también es otra tarea. Así que, un Bombero Honorario de nuestra Compañía nos ayudó para conseguir un edificio en el que pudimos practicar, con 25 pisos. El entrenamiento era subir 3 veces seguidas, bajando en ascensor, con lo que hacíamos 75 pisos para estar preparados para subir el Costanera, que fue mucho más exigente, porque los pisos son mucho más grandes”, explicó el viñamarino.

Nicolás, a quien toda su vida le ha gustado el deporte, señaló que parte importante del incentivo durante la actividad, vino de sus camaradas de ideal, “Fue un muy buen día. El apoyo de la Compañía fue fundamental. Desde le Director hacia abajo nos acompañaron, Bomberos que viven en Santiago nos fueron a alentar. Es una competencia muy especial y el apoyo de los compañeros es muy importante”, comenta.

Respecto de la importancia que tiene ese tipo de actividades para el trabajo Bomberil, aseguró que se trata de “una oportunidad que no tienes todos los días, es un desafío personal, de ver si eres capaz de subir el edificio más alto de América Latina, con todo el equipo de Bombero… que finalmente es para lo que tenemos que estar preparados, porque aunque no tenemos edificios tan altos en Viña, hay que estar en condiciones físicas para enfrentar incendios en altura”, detalló el bombero con 3 años de servicio.

Cerrando su entrevista y sin dudar, Nicolás afirma que “definitivamente quiero ir el próximo año y ver si puedo mejorar mi tiempo, al igual que mis compañeros”, y hace una invitación, “El llamado es a que se motiven, a que se inscriban porque es una gran prueba que permite conocer nuestra condición física y mejorarla cada día, con la finalidad de estar aptos para el servicio, porque es algo que nos puede pasar. Lo importante es que sí o sí, se puede. Está todo en el control mental y el entrenamiento físico”, sentenció el Bombero.

Felicitamos a Nicolás por su tercer lugar y a los 11 competidores que marcaron un excelente registro, superando el promedio de los cerca de mil competidores.

© 2016 "Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar", Calle Valparaíso 791, Viña del Mar. Mesa Central Fono: (56-32) 2684328/ (56-32) 2682352 | Viña del Mar — Chile.

  • Twitter
Scroll to top